¿Quieres suscribirte a mi blog?

Nada de spam, solo novedades de las buenas :-)

Según el Informe Mundial GEM 2018/19 (Global Entrepreneurship Monitor) presentado el año pasado en Chile,  la paridad de género en el mundo emprendedor cada vez es mayor.

Y España, en comparación con la mayoría de nuestros vecinos europeos, anda a la cabeza en esta igualdad.

Siguiendo este dato, en España, 9 de cada 10 emprendedores, son mujeres (extraído de gem-spain.com). 

Emprendimiento femenino

¿Y a ti? ¿Te sorprende este dato?

Qué lleva a las mujeres al mundo freelance.

En un primer momento, el dato de la quasi paridad  en España me sorprendió muy gratamente. No me lo esperaba para nada.

El hecho de  que este país, que aún está a una distancia considerable en cuanto a derechos de género se refiere, pudiera despuntar por ser paritarios en algo… pues oye, me gustó mucho, no lo voy a negar.

Sin embargo a los cinco minutos empecé a cambiar mi percepción de la noticia.

¿Es tan bonito este dato como puede parecer en un principio?

Pues SÍ Y NO…  ya que podemos medirlo con un doble rasero. ¡Vamos a verlo!

«No hay barrera, cerradura ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente»

Virginia Woolf

Por un lado, cómo no,  podemos verlo como un dato positivo.

La mujer está tomando las riendas de su propia vida. Se lanza a la aventura del mundo freelance. Y no tiene vértigo.

Pero, y aquí viene la doble lectura… ¿Por qué lo hace? ¿Porque quiere o porque muchas veces no le queda otra salida?

Mujer emprendedora

¿Qué camino sigo?

Os hablo un poquito de mí.

Tuve a mi hija mayor más o menos en la época de la crisis (acababa de dejar un trabajo porque… hay jefes y jefes, dejémoslo ahí). Así que pensé, “bueno, por lo menos el primer año, aunque sea,  puedo estar con ella. Lo miraré por ese lado”.

En ese período no dejé de buscar trabajo, pero bueno, ya lo tenía asumido más como una rutina que como una esperanza real de conseguirlo.

Además, siempre había  sido lo que viene a conocerse como “un culo inquieto”,  metida en una cosa u otra. La cuestión era no parar.

Mi coco siempre estaba maquinando pequeños negocios desde casa…

Una marca de camisetas, pendientes, anillos, collares, muñecos, concursos literarios… Vamos, lo que se conoce como tener alma de emprendedora.

Sabía, y quería, vivir algún día de mi propio negocio.

Imagino que más una se habrá visto reflejada en esta situación. Y creo no que no me equivoco en decir que también habréis “sufrido” la frase de amigos y familia de “¿En qué andas metida ahora?”.

Y pasaron un par de años más  y tuve otro enanito…  mmmm, la oferta laboral siendo mamá de dos peques se complicaba un poco más.

Y me cansé. Siempre he sido una mujer con muchas inquietudes. Quería despegar ya.  ¡Lo necesitaba!

Por eso, tras meditarlo mucho, al final me lancé en exclusiva al mundo emprendedor.

Terminé de completar la formación que quería para poder dedicarme a una de mis pasiones como es el escribir y… aquí estoy: trabajando de copywriter y redactora.

Ahora estoy encantada, pero, si fuera más fácil la conciliación… ¿me habría atrevido a dar el salto?

¿Otra opción?

Y una pregunta me lleva a la otra: si no hubiera tenido espíritu emprendedor ¿lo hubiera intentado para conseguir una mejor conciliación familiar?

Pues puede que también, y creo que aquí está el quid de la cuestión en cuanto al aumento de las mujeres en esta aventura del mundo freelance.

¿Cuántas amigas conocéis que lo pasan mal para compaginar sus horarios con el de sus hijos? Yo a unas cuantas, la verdad.

¡Y ojo! Que no quiero decir que las emprendedoras trabajemos menos, porque… uffff, has de ser una gran malabarista del tiempo.  Pero, tienes la ventaja de no tener un horario fijo: no es tan bonito como parece, que muchas noches, fiestas y findes toca darle a la tecla, pero sí, no nos engañemos…Ser emprendedora te facilita, en general, la conciliación familiar

Mundo digital y mujer emprendedora.

No os descubro nada nuevo al decir que el mundo digital ha entrado de lleno en nuestras vidas. Una auténtica revolución de la que nos empapamos en diversos formatos y de la que muy pocas personas pueden prescindir.

Y ha venido para quedarse.

Lo que igual no sabes es que, de nuevo, aquí somos minoría. El mundo tecnológico y digital según diversos estudios sigue estando copado por hombres.

Pero, si miramos por las RRSS y por distintos blogs… ¿a que ya empezamos a ver a muchas mujeres? Creo que en breve los datos de los últimos estudios cambiarán 😉

Pienso que el mundo digital es un gran sector donde poder mostrar todo  el talento femenino y, a la par, poder conciliar con la vida familiar.

Mujer y mundo digital

Ejemplo de éxito: Virginia Moll.

El nombre de  Virginia igual no os suena a muchos de vosotros, pero si os digo que hoy tengo por aquí a la que ha sido conocida durante mucho tiempo como Copymami  ya puedo imaginar una sonrisilla de medio lado en vuestra cara. Ahora sí ¿verdad?

Hace unos años ella decidió también dar el salto a crear su propio negocio y no le ha ido nada mal.

Ha sabido, con esfuerzo, perseverancia y visión (porque no solo de “trabajo” vive una emprendedora) estar en el top de las más influyentes copywriters del país. Además, su marca personal cuidada con gran mimo, es una de las más visitadas y reconocidas de las RRSS.

Vamos a preguntarle cómo lleva la conciliación:

Hola Virginia, hoy quiero dejar a un lado tu faceta de copy para sacarle un poco de punta al tema de la “añorada” conciliación y su relación a la hora del emprendimiento de las mujeres.

¿Tuvo algo que ver el hecho de ser madre con dar el salto a crear tu propio negocio?

Tuvo muchísimo que ver. Al nacer mi primer hijo, yo trabajaba en la radio y pronto descubrí que por un lado, me resultaba muy difícil emocionalmente dejar a mi bebé con solo 4 meses, y por otro empecé a creer que quizás YO podía hacer algo para evitar esa situación para poder criar y trabajar.

Lo único que me funcionó fue el hecho de emprender. Aunque tuve la gran suerte de poder pedir una excedencia mientras todo iba cogiendo forma.

¿Trabajas en tu casa o vas a algún coworking?

Al principio lo hacía desde casa, pero me era muy difícil separar el trabajo de las tareas domésticas. Por lo que muy pronto formé parte de un Coworking. Me encantaba poder separar una cosa de la otra y salir de casa para ir a “trabajar”.

Aunque recientemente hemos comprado una casa y he podido hacerme el despacho aquí. Aunque recomiendo el Coworking al 100%, ahora mismo con las reformas hemos tenido que apretarnos el cinturón y he dejado el Coworking (espero temporalmente)

Acabamos de pasar un pequeño período vacacional en el que no ha habido cole. En el caso de no poder cogerte tú también las mismas vacaciones ¿Qué haces estos días para poder trabajar?

Siempre intento adaptarme a los periodos vacacionales de mis hijos. Aunque no siempre es posible porque surgen mil cosas o se te ocurren mil ideas o tienes mails que responder. No llego a desconectar al 100%, sinceramente… y se me hace difícil establecer prioridades. Aunque pienso que los emails pueden esperar, a veces tanta notificación nos aleja del propósito de emprender para conciliar. Es complicado no pecar y ser productiva, creativa y madre a la vez. A veces una frase se me ocurre durante el baño o mientras pelo patatas… es imposible llegar a desconectar, al menos en mi caso.

¿Piensas que una de las razones por las que esté muy cerca la paridad en España en el mundo emprendedor es por la dificultad a la hora de la conciliación?

Totalmente. Pienso que los padres necesitamos políticas que nos ayuden a conciliar pero sobre todo que nos ayuden a decidir quién va a cuidar de los niños si así se desea. Quizás un padre quiere estar un año entero al cuidado de su hijo, o la mamá… o quizás quieran volver al trabajo. Sea lo que sea que decidamos que sea con el corazón y no por obligación. La libertad de decisión pienso que es la clave en temas de conciliación.

Totalmente de acuerdo Virginia. Y muchas gracias por haberte pasado por aquí un ratito.

La conciliación como decisión personal.

¿Sabes qué?

Estoy terminando de escribir este artículo tras la visita al pediatra porque mi hijo pequeño tiene fiebre. Y lo tengo aquí al lado mientras tengo que seguir trabajando.

¿Y ayer?

Ayer después de cenar estaba en el ordenador  adelantando otro trabajo,  ya que por la tarde tuve consejo escolar (sí, soy de “esas” que les gusta involucrarse en el cole…jajaja), y encima teníamos que votar por un cambio horario en el que se propuso que los niños y niñas salieran media hora antes para que al mediodía no tuvieran 3 horas muertas.

Y salió que sí. Y se lio muy gorda…

¿Sabes por qué?

Porque la mayoría de los padres y madres no pueden conciliar.

Y quizá, por eso,  seamos uno de los países de Europa donde el aumento del emprendimiento femenino se ha disparado.

Así que, como dice Virginia “ojalá pudiéramos elegir con el corazón y no por obligación”.

Que seamos emprendedoras porque queremos, porque apostamos por un negocio que nos encanta y por el que queremos luchar. Porque nos gusta marcarnos nuestro propio horario y nuestros tiempos…

Tema controvertido ¿verdad?

¿Piensas tú también que puede ser una de las razones fundamentales para el aumento del número de emprendedoras?

¿Quieres suscribirte a mi blog?

Nada de spam, solo novedades de las buenas :-)

9 comentarios en “¿Conciliación? Ciencia Ficción”

  1. Definitivamente, ciencia ficción.

    Porque en lo que llevo de jornada laboral desde mi casa, ya he ordenado dos habitaciones, fregado los platos, y puesto una lavadora.

    Vamos a ver si escribo algo ya…

    😉

    • Yo eso sí lo intento llevar a rajatabla, me pongo delante del ordenador y no veo ni ropa sucia, ni lo que falta por comprar, etc. como si estuviera fuera de casa trabajando, si no…
      Gracias por comentar 🙂

  2. Vamos Laura.

    Gran tema, gran post.

    Me has dado una gran idea al hilo de la respuesta de Angels…

    Un coworking con lavandería.
    Te pones tu lavadora y te sientas a escribirte tu landing…

    Termina. Secadora. Y un anuncio de RRSS por allá.

    Y listo. Todo conciliado y centrifugado… Jajaja.

    Enhorabuena Laura
    A despegar.

  3. ¡Enhorabuena!
    Me siento muy identificada con el post.

    Mi camino por recorrer es todavía largo porque estoy en mitad de «Adopta un copywriter», pero espero poder conseguirlo y ser una de esas mamás freelance.

    ¡Voy a seguir dándole caña al copy!😉

    • Sí, creo que muchas de nosotras hemos pasado, o vamos a pasar, por ello. Y seguro que lo consigues ¡Ya verás como sí!
      Muchas gracias por comentar, Marian.

  4. Enhorabuena, Laura por tocar un tema tan complejo.

    La conciliación en España no existe. Lo único que hay es un montón de padres haciendo malabares sintiendo que no llegan a todo.

    Mientras las propuestas de política de conciliación sean «escuela infantil gratuita de 0 a 3 años» mal vamos. Un bebé necesita a su madre y a su padre, no una guardería.

    Mi experiencia me ha demostrado que dejar un trabajo para criar a tu hijo no está bien considerado. Si no quieres morir al palo de lo impuesto toca emprender, y así es cómo la cifra de empredimiento femenino se dispara.

    Somos emprendedoras, sí, pero a veces nos toca hacerlo porque el sistema no nos dejó otro camino.

    Un abrazo a todas las mamis emprendedoras.

    • Siempre digo que hacer malabares con el tiempo es una de las especialidades de las emprendedoras con personas a su cargo. (Aclarar que hablo en femenino, pero sé que por suerte hoy en día son también muchos los padres que se hacen cargo y están pasando por lo mismo).
      Por desgracia ahora pensamos que son los centros educativos los que han de hacerse cargo de nuestros hijos, y no es así… pero bueno, eso daría para otro post ;).
      Muchas gracias por tu aportación Isabel.

  5. No estoy de acuerdo contigo, ser emprendedora no significa poder adaptar las horas de trabajo. En segun que negocios por muy autonomo que seas no puedes adaptar tu horario aunque tengas hijos.

Deja un comentario

Share This